La Película

“Paula, una chica de 13 años, comienza a sufrir complicaciones en sus relaciones familiares y amistosas. Debido a la enfermedad de su abuela, a quien apenas conoce, se traslada a Ojos Negros para pasar el verano con ella. Allí conoce a Alicia, una chica de su edad que también veranea en el pueblo. Juntas se aventurarán en el mundo adulto a lo largo de un verano asfixiante que no termina nunca.”

Paula es una chica zaragozana de trece años. A medida que pasan los meses de otoño, invierno y primavera las relaciones que mantiene con sus padres y sus amigas empiezan a truncarse y Paula deja de sentirse cómoda en su entorno. Cuando llega el verano tiene que trasladarse, debido a circunstancias familiares, al pueblo turolense de Ojos Negros para pasar el verano con su abuela y con su tía Elba, a quienes apenas conoce.

El calor sofocante, acentuado por la fuerte personalidad de su tía y la enfermedad de su abuela, harán que Paula no se sienta a gusto en la casa familiar y salga a explorar el pueblo. Será entonces cuando conocerá a Alicia, una chica de su edad con la que se siente fuertemente identificada. Mientras recorren los diferentes escenarios del pueblo, crecerá entre ellas una profunda amistad que llegará a su punto álgido una noche que pasan juntas en el monte. Sin embargo, tras esto decidirán apartarse la una de la otra hasta el momento en que Alicia tendrá que marcharse del pueblo. Es entonces cuando se encontrarán por última vez, aunque ya no tienen nada que decirse.

A partir de entonces Paula vivirá los últimos días del verano encerrada en casa, enfrentándose por primera vez al drama familiar que se venía gestando dentro de ella. Éste culmina una noche en que los estertores de la abuela desvelan a Paula de su sueño. La imagen imborrable de su abuela muriendo al final del pasillo supondrá para ella la confirmación de su propia finitud. La emoción del momento provoca en ella el impulso de huir una vez más de la casa. Es el primer día de otoño.