Prólogo

Ojos Negros nace como trabajo de fin de grado de cuatro
estudiantes de la Universitat Pompeu Fabra con el ímpetu de
narrar los recuerdos de infancia que todos teníamos sobre un
momento muy concreto, el paso de la infancia a la edad adulta,
en un escenario común, el pueblo de nuestros padres.
Todos esos recuerdos los personificamos en Paula, nuestra
protagonista, interpretada por Julia Lallana quien, además de
guardar cierto parecido con el carácter del personaje, es
hermana de una de las directoras y, por lo tanto, acentúa la
intimidad que buscábamos para el proyecto.
Siguiendo la estela de largometrajes de condiciones similares,
como Les amiges de l’Àgata o Julia Ist, llevamos el guión de
Ojos Negros más allá de la universidad, momento en el que la
productora Nanouk Films se interesó por él y decidió
producirlo.

Lo que nos define

 

Universalidad: la pérdida de la inocencia y el cambio interno que ocurre durante el paso de la infancia a la adolescencia es un tema universal con el que todo el mundo se puede sentir identificado.

Originalidad: pese a que la llegada de la madurez es un tema colectivo, encontramos que rara vez se ha visto retratado cinematográficamente desde el punto de vista femenino.

Juventud: el film Ojos Negros constituirá nuestra ópera prima. Es por ello que la afrontamos con un gran entusiasmo y tenemos una mirada fresca y nueva que aportar.

Cineastas posibilistas: creemos que tener un presupuesto ajustado no siempre supone una limitación. Nuestra intención es demostrar a la industria que es posible realizar películas de calidad de una manera diferente.

Romper la minoría: el sector cinematográfico está dominado por figuras masculinas y cada vez resulta más presente la búsqueda de directoras para conseguir una industria igualitaria.

Verkami

La Película

“Paula es una chica de 14 años a la que le cuesta relacionarse con su entorno. Cuando llega el verano, viaja sola al pueblo de Ojos Negros, donde vive su familia materna que apenas conoce.

El carácter distante de su tía Elba y la enfermedad de su abuela, hacen de la casa un lugar asfixiante. Es entonces cuando conoce a Alicia, una chica extrovertida y espontánea. El final de su primera amistad y la pérdida de su abuela le harán intuir lo que es hacerse mayor.”

Ojos Negros nace como trabajo de fin de grado de cuatro
estudiantes de la Universitat Pompeu Fabra con el ímpetu de
narrar los recuerdos de infancia que todos teníamos sobre un
momento muy concreto, el paso de la infancia a la edad adulta,
en un escenario común, el pueblo de nuestros padres.
Todos esos recuerdos los personificamos en Paula, nuestra
protagonista, interpretada por Julia Lallana quien, además de
guardar cierto parecido con el carácter del personaje, es
hermana de una de las directoras y, por lo tanto, acentúa la
intimidad que buscábamos para el proyecto.
Siguiendo la estela de largometrajes de condiciones similares,
como Les amiges de l’Àgata o Julia Ist, llevamos el guión de
Ojos Negros más allá de la universidad, momento en el que la
productora Nanouk Films se interesó por él y decidió
producirlo.

Lo que nos define

 

Universalidad: la pérdida de la inocencia y el cambio interno que ocurre durante el paso de la infancia a la adolescencia es un tema universal con el que todo el mundo se puede sentir identificado.

Originalidad: pese a que la llegada de la madurez es un tema colectivo, encontramos que rara vez se ha visto retratado cinematográficamente desde el punto de vista femenino.

Juventud: el film Ojos Negros constituirá nuestra ópera prima. Es por ello que la afrontamos con un gran entusiasmo y tenemos una mirada fresca y nueva que aportar.

Cineastas posibilistas: creemos que tener un presupuesto ajustado no siempre supone una limitación. Nuestra intención es demostrar a la industria que es posible realizar películas de calidad de una manera diferente.

Romper la minoría: el sector cinematográfico está dominado por figuras masculinas y cada vez resulta más presente la búsqueda de directoras para conseguir una industria igualitaria.